sábado, 4 de abril de 2009

Vuelvo

Vuelvo luego del estupor, la tristeza y el silencio respetuoso ante una de las pocas muertes que tiene sentido.
Vuelvo en medio de la vorágine de una tesis que (¡horrible destino!) es una de las pocas cosas que da sentido a mi vida, por ahora.
Vuelvo también para intentar exorcizar, en algo, esta nostalgia inmensa por Quito... intentando caminarla con mis palabras... habitarlo desde mi melancolía... construirlo desde mi discurso... por eso cuento los días que me separan de ella, de volver a hacer mis rutas, de contarle a la gente por qué amo a esa ciudad... Aunque las instituciones oficiales no nos paren bola... aunque prefieran siempre aceptar proyectos de grupitos de artistas de tele para crear personajes tradicionales... aunque no tengan idea de nada...
Vuelvo porque estoy mamado de escuchar a mis coterráneos acá despotricar contra un país que algo les habrá dado, porque estoy harto de ver a la gente deslumbrada por el dinero... y unas cuantas ruinitas... y vuelvo porque creo que allá está todo por hacer...
Vuelvo al país de los colibríes... con más ganas de hacer cosas, de armar proyectos, de cumplir sueños...

6 comentarios:

David Alejandro Garzon Fierro dijo...

Buaajaja...
y claro, aunque casi nada tenga que ver, de una, se me viene a la mente Piazzola cantando "Vuelvo al Sur" (como se vuelve siempre al amor..
vuelvo a vos.. con mi deseo, con mi temor... te pienso, sur. te quiero, sur. )
u no no...
me alegra que estés de vuelta por aka..

Ahmed dijo...

Javier, que suerte la suya...Solo cuando se esta lejos anoramos lo que dejamos... al menos usted ya esta de regreso, eso es bueno. Saludos, espero todo este bien pensando ya en Quito.

Por cierto, felicitaciones por los 2 anos del blog... y curiosamente, la primera entrada tambien nos habla de Quito... la belleza de lo pequeno.

Yosoydelquito dijo...

lo de los protyectos les dan a los de farándula, em consta... pero es bueno volver...

Anónimo dijo...

Buenazo man, así se ama a este país que nos vio nacer y nos debe ver morir....

Anónimo dijo...

Por eso se le ama Sr. de las Tinieblas, Lucifer, Belsebú... Diablo. Porque usted ama con todo el corazón lo que yo también amo, por mis abuelos, por mi madre, por mis amores perdidos en el centro. Porque el corazón se me acongoja cada vez que camino por estas calles y percibo el olor a palo santo, porque eso me devuelve a mi niñez y a mi felicidad más pura. Aquí nació nuestra magia y se alimenta de esta tierra. Si hemos de volar, que sea por este cielo y por estas montañas. Que salga el sol y nos congele el rocío de la mañana, que unos pies descalzos pisen la hierba verde y fría, mientras mis manos abrazan las piedras de esa vieja montaña, de aquel Rucu Pichincha que cada mañana agradezco poder ver.

taita pendejadas dijo...

Gracias a todos por sus comentarios. Aunque aún me faltan un par de meses de andar por estas tierras lejanas... creo que mi ansiedad por regresar alimentó el equívoco. Creo que esto es lo maravilloso de estos espacios... encontrarse con quienes ven el mundo de una manera similar... a pesar de que seamos tan diferentes...