sábado, 27 de diciembre de 2008

RAE (La palabra en movimiento 3)

Nuevamente estoy haciendo uso de la nostalgia y trayéndome un texto del blog que estoy por cerrar... aunque tiene su tiempito se me hace igual de válido...


No sé ustedes, pero yo estoy hasta las narices de los puristas que se escandalizan con los textos que leen. Y no estoy hablando de contenidos, eso cae dentro del antipático espectro de la moral. Hablo del lenguaje.
Cada vez que empiezo a navegar por el mundo blogger encuentro a esos funestos personajes en c-box, comentarios... o como dueños de la página. Censurando a los demás por las faltas de ortografía (que, en ocasiones y a causa de la rapidez del sistema, pueden ser errores de tipeo), puntuación, sintáxis o semántica. Me los encuentro sobre todo en los foros y páginas de discusión: cuando se acaban las razones y las ideas empiezan los puños... o las descalificaciones lingüísticas. Y de allí sólo hay un paso para la xenofobia, el sexismo o el racismo.
Pero cuando en verdad se me revuelve todo, cuando me dan ganas de vomitar, es cuando estos furibundos cruzados se escudan en el diccionario de la Real Academia. ¡Ira de Dios! ¡Qué irritante pedantería! "La Real Academia no permite el uso de tal o cual palabra" ¡NO PERMITE!!! Hay que aclarar a los despistados que quien manda sobre el lenguaje no es la Academia, sino nosotros, los hablantes que utilizamos el idioma diariamente. Por eso la Academia, cada cierto tiempo, tiene que allanarse a los cambios que vamos dando.
Y no es que acá vamos a escribir como se nos dé la gana. Hay que tener un consenso mínimo para poder comunicarnos. ¡Pero hay que ser creativos, caramba! Si no, escribiríamos y hablaríamos con ese ridículo y anticuado estilo de los abogados y los políticos.
Y si alguien es excesivamente descuidado en su escritura... ¡Problema suyo! Uno puede, misericordiosamente, cambiar la página y no leerlo más...

4 comentarios:

Pablo Boada dijo...

Oye, no cierres el blog!

Anónimo dijo...

Mi estimado Javier:

Cuando escribes "sobretodo", creo que te refieres a la la expresión "sobre todo". Pues, como dictamina el DRAE, sobretodo es "Prenda de vestir ancha, larga y con magas, en general más ligera que el gabán, que se lleva sobre el traje ordinario."

Yanko Molina
Maestro lexicógrafo, elé

P.S. En mayo voy a Madrí y espero verte para echar copa una nochesita con don Nicolás Roberto

taita pendejadas dijo...

jajajaja... ta bien, maistro Molina...

y qué bacán que te vengas... de ley nos veremos... y qué bueno que sea en mayo... porque ya estaré demasiado harto de estar aquí...

un abrazo

Pitonizza dijo...

El excesivo purismo es una verdadera estupidez. Tienes razón especialmente en la parte que dices: "cuando se acaban los argumentos atacan la ortografía". Lo que sí no soporto es:

1. tamtaz faltaz horthogrphikaz ke ce ase diphizil leher.
2. TODO CON MAYUSCULAS.
3. eZcRitUrA aZ1.

Pueden escribir así si quieren, pero no en mi blog, simplemente porque me duele el ojo.

Interesante tu blog, interesantes tus comentarios. Gracias por considerar al mio "alajita", ¡me siento inmerecidamente halagada! XD